Sobre nosotros

Mellitus es un blog que nace para ayudarte a conocer y controlar la diabetes

Trabajo como periodista y mi interés por temas sanitarios me ha llevado a abrir este pequeño espacio para hablar de una enfermedad con la que todos tenemos o hemos tenido contacto, bien sea porque la padecemos o porque se la diagnostican a algún familiar.

En mi caso, fue mi abuelo la primera persona que conocí con diabetes. La suya era de tipo 2. Las luchas en casa eran continuas y quienes estéis viviendo una situación similar, sabréis bien a lo que me refiero. La tía que considera absurdo que a su edad tome tanta pastilla, el abuelo que de repente se vuelve loco por tomar cualquier cosa que contenga una alta dosis de azúcar o las mil y una maneras de animarle a pasear en pleno invierno cuando el termómetro no superaba en todo el día los 2 grados.

Esta eterna lucha por controlar la glucosa también nos dejó momentos que aún me arrancan una sonrisa al recordarlos. Era habitual que fuese a la cocina para comer algún bollo y como era sordo no se daba cuenta del ruido que hacía al quitarle el plástico. ¡Pillado!

Otra vez le ingresaron para operarle y hubo que posponer la intervención durante días. ¿Por qué? Ninguno nos dimos cuenta de que metió un porrón de caramelos en la bolsa de aseo que llevó al hospital. Tardamos un tiempo en encontrar la prueba del delito, él nunca le dio importancia.

Al final ya iba de cara y te pedía que le dieras un poco de “esa bebida negra” que estabas tomando. Alguna vez había que ceder, aunque fuera solo por ver su sonrisa más traviesa. Y así, mil y una anécdotas de las que seguro que vosotros también tenéis para dar y regalar.

El segundo caso, aunque algo más lejano, fue el de una prima con diabetes tipo 1. Me impactó muchísimo verla en mi noveno cumpleaños pinchándose ella misma, como si nada, y controlando lo que podía comer y lo que no. Teníamos más o menos la misma edad, pero está claro que el nivel de madurez de una y otra nada tenía que ver.

Esto fue a finales de los 80, principios de los 90. Ahora la incidencia de la diabetes es mucho mayor y por eso me animé a abrir este blog en el que encontraréis información sobre la enfermedad, novedades terapéuticas, consejos y actividades. Espero que os sirva de ayuda.

Un saludo,

Carmen Ansotegui