El papel de enfermería en la atención a pacientes con diabetes

El papel de enfermería en la atención a pacientes con diabetes es esencial. Sin menospreciar el trabajo de ninguna especialidad de enfermería, en este post quiero poner en valor la labor  que realizan en atención primaria, por acompañar al diabético desde el primer momento.

papel de enfermería
Fotografía created by Pressfoto – Freepik.com

Es en el centro de salud donde aparecen las primeras sospechas de que puede el paciente puede padecer diabetes. Lo curioso es que el hallazgo llega muchas veces de forma fortuita en un análisis rutinario. “Es una enfermedad silente” explica Antonio Moreno Crespo, enfermero de C.S Cáceres (Madrid). Aunque reconoce que “si indagas, al final suelen reconocer que tienen sed o se les cae el pelo”. De manera que es habitual que no asocien ciertos síntomas con la diabetes hasta que aparece unos valores de glucemia fuera de lo normal.

 

Una vez se detecta, la relación con el enfermero se estrecha. A partir de este momento, Moreno considera que “para ayudar a que el paciente tenga una vida normal el enfermero tiene que adoptar tres tipos de roles: educador, cuidador y consultor”.

Y ¿cuáles son las principales recomendaciones que hacen desde enfermería? La mayor parte van enfocadas a los cambios en los hábitos de vida. Como siempre decimos la clave es mejorar la dieta y practicar ejercicio.
En lo que respecta a la alimentación, Moreno insiste en la necesidad de mantener un peso adecuado y ser regular en el contenido y en el horario de las comidas. En lo que respecta al tipo de cocina, se aconseja en general, seguir la dieta mediterránea. Siendo más concretos, se recomienda:

dieta mediterránea

  • el uso de aceite de oliva
  • moderar el consumo de grasas animales
  • tomar queso fresco en lugar de curado
  • beber leche desnatada en lugar de entera
  • comer pescado azul mejor que blanco
  • evitar los alimentos envasados o las bebidas azucaradas
  • ..

 

En lo que respecta al ejercicio, hay que adecuarlo a la edad y el estado físico de cada paciente. No hace falta correr una maratón, basta con salir a andar de forma enérgica. De hecho, no es aconsejable la práctica de un deporte de mucha intensidad. El motivo es que puede hacer que baje el azúcar y el paciente padezca una hipoglucemia.

OTRAS RECOMENDACIONES:

Pero el papel de enfermería engloba más tareas que las relacionadas con los hábitos de vida saludable. Por otra parte, el enfermero realiza una labor esencial al enseñar al diabético a medicarse. Son ellos quienes les explican cómo y cuándo deben medirse el azúcar en sangre o qué pautas han de seguir para administrarse la insulina.

Y no hay que olvidar otro tipo de consejos que proporcionan. También les dicen que deben estar alerta, porque pueden padecer otras enfermedades como la retinopatía diabética o el pie diabético. Sobre este último punto, Moreno ofrece pequeños consejos, que pueden resultar muy útiles. Así, insiste a sus pacientes en que compren un zapato adecuado y que se lo prueben a última hora del día cuando el pie está más dilatado. También les explica la importancia del secado y de aplicar una buena hidratación en los pies.

Todo ello pone evidencia la importancia del papel de enfermería en el acompañamiento al diabéticos. Algo que para Antonio Moreno debería cambiar. A su juicio, la sociedad debería adoptar un papel más activo en la diabetes. Entre otras cosas, considera que el peso debería dejar de recaer exclusivamente en el Sistema Nacional de Salud.

Por ello, apunta que sería positivo que se organizasen fuera del sistema público más talleres. En ellos podrían enseñar al paciente a llevar una alimentación más sana y se le aconseje sobre el tipo de ejercicio a realizar. Todos tenemos que poner nuestro granito de arena para empoderar al paciente, porque “el diabético que sabe más, vive más”. 

 

Comments: 2

  1. autolike shqip says:

    very interest

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *