futuro investigación

El futuro del tratamiento de la diabetes

La diabetes es una enfermedad compleja que se aborda de distintas formas. El ejercicio y una buena alimentación son claves, pero no siempre suficientes. Existen diversos tratamientos farmacológicos que consiguen controlar la glucosa o el peso y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Sin embargo, sigue habiendo espacio para la mejora. Por un lado porque la mitad de los afectados no controlan la enfermedad y por otro, porque sigue sin tener cura. Por ello, es importante que la investigación no cese. El futuro del tratamiento de la diabetes pasa por la epigenética, las nuevas insulinas, o las células madre.

Farmaindustria ha sacado recientemente un artículo en su web en la que aborda este tema y analiza el valor del medicamento en la diabetes. Os dejo algunas píldoras de lo que explican en su portal y os recomiendo que entréis. Podréis leer también otros aspectos como síntomas, consecuencias, tratamientos, etc.

NUEVAS INSULINAS Y BOMBAS “CONECTADAS”

Para dar un paso al frente en el abordaje de la diabetes, una de las metas es mejorar las insulinas actuales. La idea es conseguir una liberación más constante y homogénea para evitar las hipoglucemias. Por otra parte, se está buscando también cambiar la vía de administración y dejar atrás los pinchazos a cambio de insulinas que se puedan inhalar. Sería un gran paso de cara al futuro, pero aunque ya ha habido farmacéuticas que lo han intentado, todavía no es factible.

Asimismo, se está avanzando en lo que se denomina ingeniería biomédica. En otras palabras, se están desarrollando medidores de glucosa que miden en tiempo real y que se conectan a su vez a bombas de insulina. Así, tan pronto como detectan un nivel bajo de glucosa actúan segregando insulina. De conseguirlo, desaparecía el riesgo de las llamadas bajadas de azúcar.

EL FUTURO DE LA DIABETES: INVESTIGACIÓN

En lo que respecta a la investigación, se están estudiando nuevas moléculas para corregir los defectos de las células pancreáticas alfa y beta, que son las encargadas de sintetizar y segregar hormonas como la insulina y el glucagón (aumenta el nivel de glucosa sanguínea).Por otra parte, hay una línea de investigación centrada en restaurar el balance energético. Se trata de una “perspectiva emocionante” para futuros tratamientos para la diabetes tipo 2, según destacan desde Farmaindustria. En este caso el objetivo es conseguir un equilibrio entre la ingesta calórica y el gasto.

Y al igual que en otras enfermedades, la mirada está puesta en el tratamiento personalizado. En este sentido, cobra especial importancia la epigenética. Se trata de estudiar los cambios epigenéticos de las personas con diabetes y de quienes tienen riesgo de padecerla. Así, se podrán identificar más genes candidatos que son regulados por factores epigenéticos y que podrían dar paso a nuevas terapias personalizadas. 

Por último, el futuro del tratamiento podría encaminarse a la investigación de las células madre. En este caso, lo que se busca es reparar el daño de las células beta en pacientes con diabetes tipo 1. Como comentábamos antes, las células beta son las encargadas de sintetizar y segregar la insulina.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *