propósitos saludables

Diez propósitos saludables para empezar el año

Son muchos los objetivos que nos marcamos cuando arranca un nuevo ejercicio, pero los más importantes son los propósitos saludables para empezar bien el año. Lleva una vida saludable no es una recomendación exclusiva para la gente con diabetes, sino en general para toda la población. Según un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), tres de cada cuatro españoles (76%) no se sienten completamente satisfechos con su salud, a pesar de ser el aspecto más importante de la vida para uno de cada tres encuestados (33,3%).

chequeo

Para el doctor, Javier Sánchez, experto médico de Cinfa, “la clave de una buena salud se halla en la prevención”. En este post os damos algunas pautas sencillas para cuidar cinco aspectos: alimentación, ejercicio, descanso, higiene y ocio. Puede costar cumplir con todas estas premisas pero recuerda que los resultados merecen la pena. Los hábitos saludables puede ayudar a prevenir problemas de salud tan comunes como la hipertensión arterial, el colesterol elevado y la obesidad. Además, el doctor Sánchez apostilla que “incluso el 80% de los casos de diabetes tipo 2 pueden evitarse”. 

PROPÓSITOS SALUDABLES RELACIONADOS CON LA ALIMENTACIÓN:

  1. Come de todo y en las cantidades adecuadas. La dieta mediterránea es el mejor modelo para cumplir esta premisa. Se caracteriza por un elevado consumo de cereales, frutas, verduras y legumbres, una alta presencia del pescado, y algo menos de carnes blancas y lácteos, así como un consumo bajo de carnes rojas. También prima la ingesta de grasas de origen vegetal como el aceite de oliva virgen o los frutos secos.
  1. Realiza cinco comidas al día. Desayuna fuerte, almuerza, come bien, merienda y cena ligero. Y hazlo siguiendo horarios regulares y, si es posible, planificando con periodicidad semanal lo que tomarás en cada comida. En general, la moderación debe ser la norma básica.
  1. Opta por la cocina sana. Recuerda que la cocción, el vapor, la plancha o el horno son excelentes opciones para cocinar de manera saludable sin renunciar al sabor, que puedes potenciar con especias y vinagres, pero sin abusar de la sal. Reserva las frituras y las salsas solo para ocasiones especiales.
  2. Hidrátate todo lo que necesitas. Tu organismo precisa de al menos dos litros diarios de líquidos para mantenerse en forma. Sobre todo, debemos beber agua (de seis a ocho vasos al día). También se puede completar tomando zumos naturales, infusiones y caldos.propósitos saludables

 

  1. Modera el consumo de alcohol y no fumes. No es necesario eliminar por completo el vino y la cerveza, porque ambas bebidas contienen nutrientes saludables. Aún así, los hombres no deberían beber más de dos o tres vasos al día y las mujeres, uno y medio. El tabaco sí debe ser directamente suprimido, ya que constituye un factor de riesgo de numerosas enfermedades.

OTRAS RECOMENDACIONES SALUDABLES

  1. Apuesta por la vida activa. Huye del sedentarismo. Además de los treinta minutos de actividad física moderada que la Organización Mundial de la Salud aconseja, opta por incorporar a tu día a día hábitos como caminar en vez de coger el coche o subir por las escaleras en lugar de utilizar el ascensor. 
  1. Duerme al menos ocho horas diarias. El descanso es fundamental para nuestro cuerpo para aumentar la concentración. Lo ideal es dormir al menos ocho horas al día siguiendo siempre unos horarios regulares.
  1. Lávate las manos a menudo con agua y jabón. Especialmente después de ir al baño o tras estornudar o toser. Cuida también la higiene al cocinar. Evita por ejemplo, el contacto entre alimentos crudos y cocinados. Mantén también limpios los utensilios y superficies de cocina. Estas medidas son útiles para prevenir infecciones y contagios.
  1. Mens sana in corpore sano. Ser optimista y sentirte feliz aumentará tus probabilidades de disfrutar también de una buena salud. Reserva tiempo de ocio para actividades placenteras o hobbies de tu gusto y para relacionarte socialmente.
  1. Acude a revisiones médicas habituales y no te automediques. Someterte a chequeos médicos periódicos puede ayudarte a prevenir y detectar de manera precoz la aparición de enfermedades. Y si te encuentras mal, acude a tu médico o farmacéutico. Ellos te asesorarán sobre los tratamientos más adecuados.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *